Cortico

Cortico es un mercenario de la tropa de Media Cara, su medio hermano. Aficionado a beber grandes cantidades de aguardiente, parece un tonto borrachín a quien nadie hace caso. Sin embargo, en realidad, es el más inteligente de la contraguerrilla.

A Cortico se le ve por primera vez en 1988. A pesar de ser uno de los últimos personajes creados por Juan Padrón, enseguida se gana el gusto del público y de su autor. En ese mismo año, aparece en tres cortometrajes: Elpidio Valdés ataca a Jutia Dulce, Elpidio Valdés es capturado, y Elpidio Valdés contra el Quinto de Cazadores. En el primero, su rol es mínimo; pero ya en el segundo tiene parlamentos; y finalmente en Elpidio Valdés contra el Quinto de Cazadores, tiene un papel destacado.

En Elpidio Valdés es capturado (1988), Cortico es el único que se da cuenta del engaño que Elpidio y Palmiche le están haciendo a Landaluze, Cetáceo y Media Cara. Intenta avisarle a este último, que no le hace caso. De este animado, sale su primera frase humorística:

-“Oye, no te embarques, compadre” (no te arriesgues).

Curiosidades sobre Cortico

En Elpidio Valdés contra el Quinto de Cazadores (1988) sus frases son repetidas por los jóvenes cubanos cuando se divierten con bebidas:

-«me tumbaste el trago, oíste»

-“tócate María Silvia” (expresión cubana que salió de la película y ahora se utiliza para referirse al hecho de darse un trago),

-“se pierde la botella”,

-“oye, que nos matamos”,

-“oye, oye, cuidado, oye, nos vamos a descuajeringar todos, oíste”.

Aunque increíble por la diversidad de voces que este actor llegó hacer, la voz de Cortico pertenece también a Frank González. Es un personaje de la serie de animados que luego pasó a la historieta.

Los borrachos son una figura recurrente en la obra de Juan Padrón de después de los ‘80, presentes tanto en sus Filminutos, como en Vampiros en La Habana.

error: