General Resóplez

El General Resóplez es un general de brigada del ejército colonial español, bastante incompetente y dado a las perretas. Disfruta del cargo, a pesar de sus fracasos militares, por estar emparentado con personajes del gobierno de Madrid. Es enemigo jurado de los independentistas y, en especial, del coronel Valdés. Tiene un diente de oro postizo que en reiteradas ocasiones es la diana de los disparos mambises.

Resóplez es un personaje central de las aventuras. No solo es enemigo acérrimo de Elpidio desde su primera historieta Elpidio Valdés contra los Ninyas (1970), también lo es en prácticamente todos los animados. En Elpidio Valdés contra el tren militar (1974), el primer audiovisual de Elpidio, Resóplez aparece en el primer minuto viajando en el tren español que sufriría el fracaso total de su misión.

En sus intentos por capturar a Elpidio, tiene que soportar innumerables contratiempos y perjuicios como ser golpeado por la policía estadounidense, salir volado como un cohete, caer en barrancos, ser despertado en la madrugada, llegar volando a México, ser picado por los mosquitos, perder la dentadura o hundirse en un pantano, entre otras muchas.

Resóplez sueña con todas sus fuerzas poder torturar y asesinar a Elpidio. En una ocasión -en Elpidio Valdés… ¡Capturado! (1988)-, está a punto de lograrlo; pero ve sus sueños frustrados cuando sus secuaces Landaluze y Cetáceo dejan escapar a Elpidio y a Palmiche.

Curiosidades sobre el General Resóplez

Su voz comenzó siendo de Tony González y después pasó a ser de Manuel Marín. Al ser de los personajes presentes desde el inicio de la serie, su diseño también sufrió transformaciones. Pasó de tener pelo y ojos grandes con fondo blanco a una versión donde el personaje es calvo y los ojos están simplificados a la pupila.

Maldito mambí, en la próxima aventura, lo voy a hacer picadillo”, son sus célebres palabras al final de muchos de los capítulos de la serie. Esta expresión “No os dejéis provocar” y “¡Qué país!” son las frases célebres del personaje, conocidas y repetidas por el público.

error: