María Silvia

María Silvia, antes de convertirse en capitana del Ejército Libertador, fue detenida por ayudar al alzamiento mambí de 1895 y enviada a un convento. Gracias a la ayuda de su fiel amiga Eutelia, logró escapar del tren que la llevaba prisionera. Huyó a la manigua y se unió a las fuerzas libertadoras. Se casó con Elpidio en una prefectura de Cuba Libre un día que fueron atacados por las fuerzas colonialistas, convirtiéndose en la esposa del coronel Elpidio Valdés y más tarde en la mamá de Elpidito.

También es sobrina del pro-español jefe del Cuerpo de Voluntarios del poblado de Tocororo Macho. María Silvia, desde muy joven, no escondía sus simpatías por los mambises. Su atracción hacia Elpidio estaba, además, fundada en su admiración por la familia Valdés, quienes habían sido insurrectos de la Guerra Grande.

Conocedora de las armas de fuego, a menudo ayudaba a repararlas en las armerías de las prefecturas mambisas. Muchas veces tuvo que infiltrarse en las poblaciones dominadas por el enemigo para coordinar acciones combativas. También participaba en misiones en otros países para adquirir armas con destino al Ejército Libertador. Además combatía junto a sus compañeros en las acciones de la caballería y con frecuencia, su inteligencia resultó de gran valor para la tropa.

 

Curiosidades sobre María Silvia

El personaje de María Silvia nace en la historieta y es llevado luego al audiovisual.

Aparece en los animados por primera vez en Elpidio Valdés está rodeado (1977); aunque en esta ocasión, es solo un personaje incidental. No es hasta tres episodios más tardes, en Elpidio Valdés fuerza la trocha (1978), que se descubre la relevancia de María Silvia en la serie. Se le ve atravesar la trocha por el flanco izquierdo con valentía arrojadiza y mostrando su liderazgo en la operación militar. Sin embargo, a partir de 1979, con su presencia en el largometraje, María Silvia se vuelve un personaje notable e inseparable de Elpidio Valdés y sus aventuras.

María Silvia fue creada a raíz de conversatorios de Juan Padrón con niños y niñas cubanas. Ellas empezaron a demandar la necesidad de una heroína y le describieron a Padrón, atributos que les gustaría ver en el personaje: pelo negro largo, valentía, buena jineta, y conocedora de las armas de fuego.

Padrón creó el nombre del personaje a partir de la unión de los nombres de su suegra (María) y su madre (Silvia). Sin ambrago, algo que pocas personas conocen es que su nombre completo es  María Silvia Engracia Redondo y Aiguesvives.

La voz de este personaje fue interpretada por primera vez por la actriz Cristina Obín; pero otras actrices también darían su voz a María Silvia. Terminó siendo el personaje de la magnífica Irela Bravo.

error: