Media Cara

Media Cara es un mercenario cubano –llamado “rayadillo” en Cuba- al servicio de los colonialistas. Se caracteriza por ser sanguinario con los civiles y tener acciones brutales con los indefensos; mientras que se lo piensa dos veces antes de enfrentar a los mambises.

Trabaja para Mr. Chains como guardián de su central. Además, está al mando de una contraguerrilla formada por criminales. Dentro del grupo de rayadillos de la serie, Media Cara es la figura central. Su compinche es Cortico, el cual muchas veces, con sus frases ocurrentes, le roba el protagonismo. Cortico, por su nivel etílico, también suele ser un estorbo para Media Cara. En vez de ayudarle, se interpone en la consecución de sus objetivos: matar a Elpidio, capturar a María Silvia, etc.

Aunque es llevado al mundo audiovisual por primera vez en Elpidio Valdés contra los rayadillos (1978) –sin tener exactamente la misma apariencia que lo definiría posteriormente-, no es hasta un año después en el largometraje Elpidio Valdés (1979) que adquiere mayor relevancia.

En el cortometraje Elpidio Valdés contra el 5to de cazadores (1988), Media Cara tiene un rol central. En este episodio tiene en sus manos la oportunidad de capturar a María Silvia, pero ella astutamente, logra escapársele. Esta suele ser una historia que se repite con el personaje: Media Cara no logra conseguir sus infames y funestos propósitos por más que despliegue su brutalidad. Por otro lado, en numerosas ocasiones pudo haber sido más exitoso, pero no le hace caso a las atinadas observaciones y recomendaciones de Cortico.

Curiosidades sobre Media Cara

En este primer largometraje, Media Cara protagoniza una controversia -forma poética de enfrentamiento repentista- con Elpidio Valdés que le entona los versos:

Si están sanas tus costillas y no quieres verlas rotas,

trágate tus palabrotas sucias de fango extranjero;

pues tu lengua, pendenciero,

lame a los panchos las botas”.

La voz del personaje Media Cara es hecha por el talentoso Manuel Marín.

error: